domingo, 17 de julio de 2011

Calzones Rotos

Cuando comienza a hacer frío o caer la lluvia hay ciertas preparaciones culinarias que se nos vienen a la mente como una sopaipilla o los calzones rotos, es como si estuviesen de la mano, atadas,  la lluvia nos recuerda ese sabor y aroma de estos tradicionales dulces invernales. 

Mi historia con los calzones rotos es del pasado, en general creo que en una familia siempre hay una persona que tiene más habilidades en la cocina, en mi caso era mi abuelita materna. Ella era una señora muy activa, con mucha energía, siempre que la visitábamos estaba creando cosas. Mis recuerdos siempre la atan a la cocina, porque era el espacio que ella más disfrutaba, era un momento de creación, que después compartiría con sus diez hijos y los novios o amigos de sus hijos.

Lamentablemente mis últimos recuerdos de ella fueron hace unos 16 años, cuando tuvo que dejarnos. A pesar de haberla conocido poco (ya que yo era muy pequeña),  la recuerdo con mucho amor y admiración. Los primeros calzones rotos que probé fueron los que ella preparaba, nunca supe sus recetas, pero de alguna u otra forma me siento como ella, comparto ese gusto por disfrutar de mi cocina, que es mi lugar favorito de la casa. No se si a otros les pasa, pero siento que el hogar, el "calor de hogar" tiene mucho que ver con ese calorcito de la cocina.

Esta recetita va dedicada a mi abuelita, es de una revista  de cocina (de platos y copas), corresponde a un especial de recetas chilenas. Revisaremos su preparación y si tienen algunos secretitos gustosa estoy de poder aprender de ustedes.

Calzones Rotos


  • 3 tazas de harina cernida
  • 1 1/2 cucharaditas de polvos de hornear
  • 1 taza de azúcar flor cernida
  • 1 huevo
  • 2 yemas
  • 1 cucharadita de ralladura de limón (yo no tenía así que reemplacé por naranja)
  • 2 cucharadas de mantequilla o margarina

Si freímos:
*aceite para freír

*papel absorvente

Si horneamos:
*papel mantequilla/ o bandeja de horneo engrasada y/o enharinada.


Observación: En casa evitamos la fritura, así que yo los hornié, pero la receta original era para freír. Ambas opciones son viables, pero horneado queda más con textura como de galleta.

Preparación

1.-Mezclar la margarina, el huevo, las yemas y la ralladura. Agregar el azúcar  e integrar. Adicionar la harina y los polvos de hornear, amasar hasta unir y dar consistencia a la masa. En caso de ser necesario se puede adicionar un poco de agua.


2.- Uslerear sobre una base enharinada, hasta dejarla de 1/2 centímetro de espesor

3.- Cortamos rectángulos de unos 10x5 cm aprox (o más pequeños si queremos), en el centro hacemos un corte vertical de unos 3 cm.


4.-Luego pasamos un extremo del rectángulo por el ojal que hicimos. Sujetaremos cada extremo y tiraremos suavemente, en la siguiente fotografía pueden ver más detenidamente como queda la forma.


5.- Si freímos, calentamos el aceite en una cacerola para freir (abundante). Una vez caliente, introducimos el calzón roto unos segundos hasta dorar, retirar y depositar sobre el papel absorvente o toalla nova. 

 Si los queremos horneados, los llevamos en una bandeja enmantequillada o con papel mantequilla/o silicona, llevamos unos minutos a unos 180ºC y colocamos unos 4-5 minutos o hasta que se doren ligeramente, damos vuelta unos 2-3 minutos o hasta dorar y los retiramos.

 

Espolvorear con azúcar flor y servir.

El resultado!




Estoy muy contenta, últimamente he ido acumulando harto material que quiero ir compartiendo con ustedes. 

Tengo la ilusión, que así como mi abuelita dejó una huella profunda en mi vida, algún día quizás marque la historia culinaria o llene de recuerdos de cocina a alguien, quizás un sobrino (a), algún primito(a) o algún amigo(a) querido(a).

Muchos saludos y gracias por leer y comentar. Mañana se cumple un mes desde que empecé esta aventurilla y estoy cada vez más entusiasmada, muy agradecida además por las cerca de 4.000 visitas al sitio.

Que tengan una excelente semana, besos y muchos cariños.

8 comentarios:

  1. Hola Miriya: Que buen paso a paso nos presentas.
    Me encantan los calzones rotos. Creo que son infaltables en una tarde de lluvia. Mi abuela también los preparaba muy, pero muy ricos.
    Cuando empiece el frio por estas latitudes, voy a hacer unos cuantos.
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Curioso nombre...
    Se ven fenómenos.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. Que ricura de postre y que bien se tiene que tomar con un cafetito a media tarde.
    BESOS

    ResponderEliminar
  4. Felicitaciones!!!rica receta para esas tcariñosardecitas heladas...

    ResponderEliminar
  5. Gracias por compartir esas ricas recetitas y con tanta claridad que dan ganas de hacerlas de inmediato. Felicitaciones!!!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Nathalia :)
    Sii yo pienso lo mismo, cuando llueve dan ganas de calzones rotos o una ricas sopaipillas y mejor aún si son caseros. Por mientras disfruta el verano! sobre todo de tomar ricos helados.

    Mijú muchas gracias por tu visita, no sé de donde vendrá el nombre, pero aquí en Chile se le conoce así.

    Imaginación, uy si! ideal con un cafecito o leche con chocolate, muy rico!

    Pepita, gracias por las visitas, por ahora ando bien de material, aunque no sé si pueda más adelante mantener el ritmo de receta diaria, pero haré lo que pueda.

    Besitos y muchas gracias a ustedes por las visitas.

    ResponderEliminar
  7. Hola Miriya: Acabo de descubrir tu blog y tienes unas cosas estupendas!!
    Me llamo la atención el nombre tan curioso.
    Se ven muy ricos. Y un estupendo paso a paso.
    Me quedo por aquí, para seguir tus recetas.
    Un saludo ^_^

    ResponderEliminar
  8. Gracias Conchi :)
    Acá en Chile es una preparaciòn que se hace principalmente en invierno igual que las sopaipillas.

    Muchas gracias por tu visita :)

    ResponderEliminar

Tus comentarios, sugerencias y aportes serán muy bien recibidos. Por esto, gracias por tomar algunos minutitos de tu tiempo para compartir conmigo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

wibiya widget