miércoles, 6 de julio de 2011

Alfajores de Maicena


Últimamente me intrigan muchas cosas de la vida, cosas que antes me parecían naturales y no me generaban dudas.  No sé si es la edad, o que estoy pasando por un momento de crisis, esta palabra de origen griego significa "separar" o "decidir". De esta palabra proviene el término crítica (análisis o estudio de algo para emitir un juicio), además de la palabra criterio (razonamiento adecuado).La crisis en el fondo obliga a que pensemos, por lo tanto produce este análisis y reflexión.

Quizás eso explicaría mi sed de conocer el origen de muchas cosas, y además mi necesidad de aprender a la vez recetas que estoy compartiendo en este espacio y de las que aprendo de otros chicos blogeros del mundo de la cocina.

En esta oportunidad traigo una receta con un poco de historia,  elaboraremos un alfajor y hablaremos de sus raíces.


Si nos preguntamos sobre que territorio o país asociamos con la palabra alfajor, probablemente lo asociaríamos con Argentina, donde se producen en una cantidad cuantiosa de diversas variedades de alfajores, de hecho hace unos años se hablaba que en Argentina se llegaban a consumir cerca de 11 millones de unidades diarias de alfajor (Fuente: Ibope Argentina-Tgi). No podemos discutir que el país trasandino es uno de los mayores productores, exportadores y consumidores, sin embargo el origen de esta golosina no es americano.

¿De donde proviene entonces la palabra alfajor?.
  El "Alfajor” deriva de  árabe “[al- hasú]”, cuyo significado es “relleno”. Por ende, este dulce, al igual que el almíbar, el turrón y el mazapan, son de origen árabe y tienen siglos de tradición.

 El alfajor llega a Europa principalmente a través de las invasiones árabes en la península ibérica (S. VIII d.C), al ser derrotados los visigodos, la influencia árabe se asentó en este territorio por siglos y es parte ya de la historia de la formación del pueblo español y que pese a que fueron expulsados del territorio en 1453, cuando es entregada la ciudad de granada, la influencia de este pueblo tanto en su arquitectura, música, costumbres, creencias y gastronomía permanecieron hasta el día de hoy.

Con la expansión española y conquista de territorio americano, se asocia la llegada del alfajor a este territorio, debido a diversos grupos religiosos  que trajeron consigo estas recetas, por ejemplo es sabido que las monjas tenían fama de ser buenas cocineras, ellas en los conventos se dedicaban a experimentar recetas como del alfajor con forma cuadrada, esto les dio fama de desempañarse bien en esas funciones,  ya que hasta el día de hoy se usa la frase  "tener manos de monja" cuando alguien cocina bien.

En Argentina, el señor Augusto Chammás, Químico francés que llegó al territorio argentino a mediados de siglo XIX, decide en 1869 cambiar la forma cuadrada del alfajor a una redonda y crea un negocio familiar para confeccionar alfajores, el resto ya es historia conocida.

Ahora pasamos a revisar uno de los tantos tipos de alfajores que existen, la receta es de Maizena.

 Alfajor de Maicena.

Con cortador de diámetro 5 cm, salen cerca de 30- 35 unidades.
Ingredientes

Para la masa:
200 gr de harina
300 gr de maicena
½ cucharadita de bicarbonato de sodio
2 cucharaditas al ras de polvo de hornear
200 gr de mantequilla o margarina
150 gr de azúcar
3 yemas
1 cucharadita de ralladura de limón o esencia
un chorrito de esencia de vainilla
Opcional: 1/2 tapita de licor (yo usé brandy)

Para el relleno:
Manjar o dulce de leche
Coco rallado


Preparación:

1.Cernir la harina, la maicena, el bicarbonato y el polvo de hornear.

2.Batir la mantequilla con el azúcar en un recipiente. Agregar las yemas, de una en una, mezclando bien cada vez y después, poco a poco, los ingredientes secos tamizados. Incorporar la esencia de vainilla, la ralladura de limón, y el licor, mezclar bien. Precalentar el horno a 180ºC.


3.Formar una masa sin amasar y estirarla hasta que quede con un espesor de medio centímetro (queda como bien arenoso, pero si pasamos el rodillo queda bien). Cortar círculos de 1/2 centímetro de espesor, del tamaño deseado (cortador o vaso), traspasar los círculos a una bandeja enmantequillada o papel mantequilla . Hornear a temperatura (180ºC-190ºC)moderada durante 10-15 minutos, la masa queda bien blanca, pero podemos comprobar levantando una de las tapas si está ligeramente dorada y la sacamos del horno. Dejar enfriar.

4. Rellenar 2 tapas con manjar en el medio y finalmente pasar los bordes por el coco rallado.

 Y listo! Tenemos los alfajores listos para comer, la textura queda bastante bien y se desmiga en tu boca y no en tus manos. Lo que me encantó de la receta es que quedan las tapas bien planas, no como la receta que antes utilizaba donde me quedaba con más forma de empolvado que de alfajor.

 El resultado final!


La torre eiffel alude a Francia, País de origen de Augusto Chammás.

Detalle del alfajor







¿No se te apetece probar alfajores uno de estos días?

8 comentarios:

  1. aah!!Miriya eres tan joven y está bien , quizas eres curiosa por naruraleza, amí me encanta saber la historia de las comidas, de los aimentos, de lo que comen en otros países tan distintos por ejemplo India, China o Tailandia, me encanta y aquí en Chile me encanta saber lo que se comía por ejemplo antiguamente sobre todo la época de la Colonia.
    Estos alfajores se ven maravillosos , hace muchos años comí unos alfajores de maicena y los encontré deliciosos y especiales estos me recuerdan esos alfajores, : deliciosos!!! besos

    ResponderEliminar
  2. Me encantó tu entrada Nicole!!!
    Super interesante todo, desde la historia del alfajor hasta el resultado final que se ve muy rico :D
    Sigue así!
    Chaupi

    ResponderEliminar
  3. Hola Miriya, me ha encantado tu blog, realmente eres curiosa, tus fotos y tus montajes delatan mucho de tu personalidad, eres detallista y sueñas con conocer el mundo, a mi también me apasiona viajar!.
    Te felicito de corazón, ya tienes otra lectora asegurada!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Si...muchas felicidades!!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Gloria :)que rico saber que compartimos el mismo gusto, yo también vibro con saber y conocer más sobre la cocina, sobre todo que se come en otros lados, uno nunca termina de aprender.
    Gracias pablo también, por el apoyo que me das :)

    Milena, se me había ido contestar, pero muchas gracias, en verdad es como tu dices, soy sumamente soñadora, a veces media ilusa, pero si tuviese la oportunidad de que el genio de los deseos me regalara un deseo, ese sería un pase eterno para viajar con todo incluido :D hahah Gracias por todo ^^

    Gracias Kari y edith :)

    ResponderEliminar
  6. Todos los días me entretengo revisando esta página para leer tus recetas que tan generosamente compartes.Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Edith :) cualquier cosita me avisas! si quieres algún tutorial en especial.

    ResponderEliminar

Tus comentarios, sugerencias y aportes serán muy bien recibidos. Por esto, gracias por tomar algunos minutitos de tu tiempo para compartir conmigo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

wibiya widget